Apoyemos al comercio local

Cuando el comercio local muere, también lo hace su ciudad. El parón económico y social provocado por la crisis sanitaria de la Covid-19 afecta, en mayor medida, a pequeños comercios y tiendas de barrio. En nuestra pequeña ciudad, no ha sido distinto. Muchos comercios se han visto en la obligación de cerrar sus negocios por no poder hacer frente a las pérdidas que ha causado esta situación. Los comercios que siguen con la persiana subida siguen haciendo frente a las dificultades que está generando esta pandemia.

Basta con recorrer las principales calles del municipio para darse cuenta de la situación que viven estos establecimientos. Mercedes y Teresa llevan 15 años regentando una papelería en la Avenida de Viñuelas. Con impotencia aseguran que uno de los problemas que han tenido ha sido la falta de organización ante la vuelta al cole. “Era necesaria una regulación más clara de cómo iba a ser la vuelta al colegio mucho antes de que sucediera. Nos hemos enterado de cuando empiezan 3 días antes de que diera comienzo el curso escolar”. A su vez, afirman que “debido a que el nivel económico está por los suelos, la gente, obviamente, tiene que limitarse a la hora de comprar”.

Al igual que Mercedes y Teresa, Rafael lleva más de 20 años regentando un bar en el municipio. Desde que comenzó la crisis por el COVID-19, asegura que nada ha sido igual. “He notado a la gente con mucho miedo a entrar al bar, pero también he visto a la gente muy amable y sensible, queriendo colaborar para que no nos hundamos”.

José Carlos Rodríguez, presidente de la Asociación de Empresas Comerciantes y Autónomos de Tres Cantos (ASECATC) afirma que desde la asociación “estamos intentando organizar muchas campañas que dinamicen el comercio local para que la gente consuma dentro de su municipio, pero hay sectores que son mucho más complicado como el hotelería, que es la más afectada y los que peor tienen la situación para seguir adelante”.

A su vez, como comerciante del municipio sostiene que los más complicado es la incertidumbre. “Desconocemos como vamos a poder afrontarlo, cada día es una sorpresa, cada día nos encontramos con distintas situaciones. Es complicado el que podamos hacer planes a corto plazo, simplemente es sobrevivir de la manera que se pueda”.

Por su parte, el Ayuntamiento de Tres Cantos ha llevado a cabo distintas campañas para frenar los efectos de la pandemia en la economía del municipio. Bajo el lema “Haz grande tu pequeño comercio”, del 19 de octubre al 6 de diciembre, se va a llevar a cabo esta iniciativa donde se sortearán 30.000 euros en premios para que los vecinos y trabajadores del municipio compren en los establecimientos de Tres Cantos.

Rocío García, concejal de Desarrollo Económico y Empleo, asegura que “con esta campaña queremos contribuir a evitar el cierre de nuestras tiendas, dando una especial importancia a cada una de ellas, con su especialidad, potenciando nuestros comercios que tanta riqueza y empleo generan”.

El comercio local es una gran fuente de riqueza y trabajo, por lo que, haciendo tus compras en estas empresas, apoyas a todos los puestos de trabajo que se desarrollan en el municipio y ayudas a enriquecer tu pueblo, barrio o ciudad y a las personas que viven en ella.

Ahora más que nunca, debemos dar un mayor apoyo a los que tenemos cerca. La colaboración de todos es indispensable para salvar el comercio de la ciudad.