ALTAFIT | Nuevo año, nuevos propósitos

Empezamos un nuevo año, en el que debemos confeccionar nuestros planes más optimistas, con los que arrancar una temporada más sabiendo que todo lo que hagamos para mejorar nuestra salud será bienvenido por nuestro cuerpo.

Venimos de un mes lleno de excesos, excesos que además se convierten en muy perjudiciales, por lo que suponen las comidas y bebidas de las fiestas de Navidad. Uno de los problemas a tener en cuenta es la cantidad de azúcares que tienen las recetas, dulces y espirituales que consumimos.

Todos sabemos cuáles son los perjuicios en nuestra salud de los preparados con alto contenido en azúcar o sal y es por ello que volver a crear una rutina de entrenamiento adecuada, se convierta en nuestro aliado más fiel.

Pero es importante saber que no es el aspecto físico el que nos debe preocupar, sino la salud de nuestro organismo y sus consecuencias. No le debemos dar la espalda a un hecho contrastado y es que se convierte en imprescindible todo lo que hagamos para mejorar nuestro sistema endocrino y la cantidad de componentes hormonales que acompañan.

Pero, cuidado! Si eres una persona que no acude normalmente a un club deportivo o empieza una “dieta” por primera vez, debes acudir siempre a especialistas para su correcta indicación y empezar de una forma muy paulatina, sin grandes excesos de confianza.

Existe la posibilidad de que no seas capaz de asimilar los primeros días por sus consecuencias y ello llevarte a abandonar…

Te sugiero que empieces el nuevo año con grandes expectativas puestas en un objetivo claro y alcanzable, obteniendo “feedback” constante en el proceso y analizando todos los resultados que vayas obteniendo. Esta es la mejor forma de empezar, es el mejor momento para hacerlo y sólo hace falta que tú mismo seas quién decida que llegó la hora.

Entrenamiento saludable y completo, eligiendo la forma y sus actividades en función de tus necesidades y gustos. Programación nutricional equilibrada, adquiriendo los nutrientes necesarios y específicos para tu forma de vida y actividad física.

En definitiva, depende de ti empezar un nuevo año lleno de buenos propósitos, o lo que es mejor, un año lleno de ilusión y ganas de conseguir todo aquello que te propongas. No olvides a tu cuerpo, él siempre te lo agradecerá.

Feliz año nuevo!