ALTAFIT | La fuerza también es para ti

Si nos fijamos en las tendencias del fitness o el entrenamiento para 2020, nos encontramos con varios tipos de entrenamiento o formas de mantenernos en buen estado de salud.

Como en todo lo que hacemos en nuestro día a día, debemos valorar  varios aspectos a tener en cuenta, que siempre vienen determinados por nuestra capacidad física actual, edad, sexo, patologías existentes, tiempo, etc…

Lo que tenemos muy claro, es que el entrenamiento de la fuerza es imprescindible en nuestras vidas, ya que nos aporta tonificación muscular y por ende, mejor posicionamiento corporal, menor riesgo de lesión articular, mayor firmeza y estabilidad.

Sabiendo esto, entremos en harina…

En definitiva y sin tener ningún objetivo competitivo en mente, el entrenamiento de la fuerza ha de basarse en la necesidad de aportarle valor a nuestra musculatura principal o que soporta la mayor cantidad de carga diaria en nuestros movimientos cotidianos. Esto lo conseguimos con series y repeticiones controladas (entre 3 y cuatro series por ejercicio y entre 8 y 12 repeticiones por serie), con cargas no muy elevadas (no superando el 75% de nuestra capacidad). 

Para conocer nuestra capacidad de resistencia a las cargas y controlar los pesos, deberíamos realizar unos test de fuerza que nos concedan dicha información. Como esto hay veces que no podemos obtenerlo, nos centraremos en mover kilos que nos permitan realizar el movimiento en correcta posición y llegar al número máximo de repeticiones que hayamos convenido.

Y, ¿qué músculos entreno? Debemos entrenarlos todos, pero no siempre podemos por temas de tiempo o lesiones previas. En este caso, si tienes días de entrenamiento reducidos, ejercita la ‘musculatura grande’ (dorsal, pectoral y pierna) como protagonista, favoreciendo así, como antagonista la musculatura asistente (bíceps, tríceps, hombro).

No te agobies con el entrenamiento de fuerza, ya que genera grandes beneficios y nos permite mantenernos en pie. Ah! Y si eres mujer, no temas por este tipo de entrenamientos, ya que están perfectamente recomendados para ti también, como no podía ser de otra forma. Evita el bulo de ‘ponerte grande’ o eso es de chicos…

Entrena la fuerza, MEJORA TU VIDA.