Alfonso Vegara: “Es una suerte poder trabajar sobre una ciudad que es un referente urbanístico”

Alfonso Vegara: “Es una suerte poder trabajar sobre una ciudad que es un referente urbanístico”

Urbanista, arquitecto, economista y sociólogo. Alfonso Vegara entiende las ciudades desde el lado urbanístico, pero también desde las relaciones sociales, la sostenibilidad, la naturaleza y la economía. 

Este alicantino residente en Madrid canaliza, desde 1987, su actividad de investigación a través de la Fundación Metrópoli, un centro internacional de innovación urbana centrada en asesorar sobre cómo crecer y transformarse a ciudades de todo el mundo. 

Ha desarrollado una amplia actividad docente en diversas universidades europeas y de Estados Unidos, además de haber publicado numerosos libros y recibido importantes premios nacionales e internacionales reconociendo su trayectoria profesional y de investigación. 

¿Qué es la Fundación Metrópoli?

La Fundación Metrópoli es un centro de investigación sobre el futuro de las ciudades. Nació hace veinticinco años en la Universidad de Pensilvania, Filadelfia, para estudiar el futuro de las ciudades. Nosotros pensamos que hoy en día vivimos en un mundo de ciudades y que gran parte de los retos que tiene la humanidad se pueden abordar de manera muy coherente a la escala de las ciudades.

Temas como la generación de empleo, la integridad social, la superación de la pobreza, la sostenibilidad ambiental, todas estas grandes cuestiones se pueden abordar mejor a la escala de las ciudades que a la escala incluso de los países. Por eso creamos una fundación dedicada a investigar sobre el fututo de las ciudades y hacemos distintas actividades: actividades de formación de jóvenes que van a ser diseñadores de ciudades en un futuro, un instituto de alcaldes, conectamos artistas con el mundo de las ciudades…En definitiva, hacemos muchas actividades para tratar de mejorar el mundo ciudad a ciudad, este es el objetivo fundamental de la fundación Metrópoli. 

¿Cuál es vuestra filosofía de vuestros proyectos?

Lo llamamos la filosofía de los territorios inteligentes. Cuando creamos la Fundación Metrópoli, hicimos un proyecto que se llamaba el proyecto de las ciudades, el ‘Proyecto Cities’, donde seleccionamos veinte ciudades en el mundo de un tamaño medio a nivel global, entre dos y seis millones de habitantes, y estudiamos cuales eran las claves del éxito de estas ciudades. Eran ciudades como por ejemplo Singapur, Sídney, Bilbao, Monterrey, ciudades de muy distintas áreas geográficas en el mundo, pero con un denominador común de que eran ciudades innovadoras.

Tratamos de analizar con nuestras metodologías porque había ciudades que tenían éxito y que les iba bien, y había ciudades que nunca les iba bien. Llamamos territorios inteligentes a aquellos que tenían en común las características que habíamos detectado en esas ciudades que funcionaban bien en la escena internacional. Entonces, nosotros llamamos territorios inteligentes a estos que están consiguiendo un equilibro entre el funcionamiento económico, la sostenibilidad medioambiental y la integración social, y esa trilogía urbana es la base de la filosofía de nuestro trabajo. Y lo que hemos venido aprendiendo, investigando muchas ciudades en el mundo, es lo que estamos aplicando ahora a ciudades como Tres Cantos para poder definir el futuro de manera coherente.   

¿Por qué habéis pensado en Tres Cantos?

Para la fundación, es un privilegio trabajar en una ciudad tan singular. Tres Cantos es la única nueva ciudad que se ha construido en España, la única new town.  Hacia 1945, en Inglaterra se sacó una ley para hacer nuevas ciudades y se hicieron 37. Por ejemplo, en el caso de Londres, cuando iba creciendo, lo hacía de manera ‘mancha de aceite’. Se hizo un plan, que se llamaba Plan Abercrombie, que consistía en hacer un gran anillo agrícola alrededor de Londres y en vez de que hubiera un crecimiento mancha de aceite, crear nuevas ciudades más allá de ese anillo agrícola. Así, surgieron nuevas ciudades, una de ellas se llama Milton Keynes, una ciudad que tiene ya casi 300.000 habitantes y es una referencia de atracción de empresas tecnológicas y un lugar muy interesante para vivir y trabajar. 

En el caso de Tres Cantos, es en España la única new town que se diseñó enteramente desde el inicio. Para nosotros es una suerte, desde nuestro punto de vista disciplinar, poder trabajar sobre una ciudad que es un referente urbanístico y que tiene el reto de definir ahora el futuro superando las limitaciones que tenía el urbanismo de hace unas décadas cuando se planificó Tres Cantos. Sin duda, es un referente de verdad en el urbanismo de nuestro país. 

¿Qué tienen que esperar los tricantinos del futuro de Tres Cantos? ¿Cómo va a ser ese Tres Cantos del fututo? 

A nuestras metodologías de trabajo las llamamos ‘metodologías participativas’ y hemos organizado un cauce de participación institucional. Es decir, hemos invitado, juntamente con el Ayuntamiento, a personas de Tres Cantos que representan distintas sensibilidades de la ciudad: personas que pertenecen al sector público, privado, a la sociedad civil… y les hemos preguntado cómo quieren que sea esa ciudad del futuro. De esta forma, hemos descompuesto la complejidad de una ciudad en 150 temas e hicimos una especie de cuestionario, donde estos grupos han respondido de 0 a 10 como ven cada uno de esos temas de su ciudad y de 0 al 10 como les gustaría verlos en el futuro. De forma que han transmitido una visión del modelo de ciudad que ellos querrían tener.

Hemos visto que hay una gran sensibilidad ambiental, por ejemplo, valoran muchísimo el emplazamiento de Tres Cantos en relación con el sistema ambiental del entorno, valoran mucho su sistema de parques, sus equipamientos, y quieren que, en el futuro, no solo sea una ciudad de referencia como una new town, sino que sea una ‘ecociudad’ en el futuro, donde el elemento verde sea muy importante, donde la energía sea renovable, donde haya lugares con mayor intensidad de usos y mezcla de actividades.  En definitiva, nos han dado muchas referencias para poder plantear esta nueva etapa de transformación de Tres Cantos. 

¿Cómo va a ser la planificación y el desarrollo de la ciudad?

Nosotros hemos hecho un análisis técnico, cartografías donde hemos representado sistemas ambientales, tipologías arquitectónicas, las áreas de residencia y las áreas de trabajo, hemos analizado la morfología del territorio, en definitiva, lo hemos estudiado técnicamente con mucha profundidad. En paralelo, tenemos este diagnóstico percibido por los habitantes y vecinos de Tres Cantos. Entonces, ahora lo que vamos a hacer es proponer ideas hacia el futuro, que llamamos hipótesis, que pensamos que van a dar respuesta para pasar a esa situación deseada que nos han transmitido en el proceso de participación los vecinos de Tres Cantos. Las llamamos hipótesis porque no tenemos la certeza, al principio, de que sean los proyectos que van a tener el mayor nivel de respaldo. Pero, una vez que se hayan visto planteadas, vamos a reunir de nuevo al foro y ver que opinan de cada una de estas propuestas, de manera que las respuestas más valoradas, aquellas que tengan un mayor nivel de respaldo, son las que vamos a diseñar con más detalle y van a formar parte de ese futuro proyecto ciudad. 

¿Por qué le dais tanta importancia a los ciudadanos al elaborar este proyecto de ciudad?

Lo fundamental de una ciudad es la gente, entonces hay que planificar para la gente, pero también con la gente. Tres Cantos no es solamente la estructura física del municipio, es la gente que vive ahí, que tiene unos valores, una sensibilidad, unas aspiraciones. Entonces nuestras metodologías de trabajo siempre son participativas, tratamos de integrar esa visión, esa sensibilidad, para que la ciudad del futuro este en sintonía con ellos. Para que haya sentimiento de pertenencia, para que haya autoestima…Y también para nosotros es muy importante la participación público-privada.

En este caso, el Ayuntamiento de Tres Cantos ha sido muy generoso, ellos tienen sus propias ideas y nos las han transmitido, pero han querido que el futuro de la ciudad tenga un sello muy potente de esa participación ciudadana. Y también han querido que el sector privado, especialmente el sector que trabaja, que vive, que es tan comprometido con la ciudad, participe también en este proyecto del diseño ciudad. Ha habido una experiencia única en España, que desde el mismo origen de reflexión,  con los ciudadanos y los líderes políticos, se ha invitado al sector privado para que aporten la experiencia que ellos tienen en las tecnologías que utilizan en temas de energía,  de transporte, en tipologías arquitectónicas adecuadas o sectores productivos que puedan tener mejor acople en la ciudad…De manera que, entre esa colaboración público privada por una parte y la participación ciudadana, yo creo que va a surgir un proyecto muy arraigado en la ciudad, y muy innovador.

¿Qué medidas se toman para avanzar a nivel urbanístico respetando el medio ambiente?

La eco ciudad no es solamente los temas de sostenibilidad tradicional medioambiental, es también sostenibilidad social, económica… Por eso hay un tema que es muy singular de Tres Cantos: cada día más de 20.000 personas se desplazan para ir a trabajar y algo más de 10.000 personas salen para trabajar en Madrid, por ello se producen unos desplazamientos muy potentes.

El concepto de sostenibilidad y de eco ciudad, integran el tema de consumo energético, pero también el urbanismo de la ciudad, la distribución de usos. Que sea un lugar para vivir, trabajar, divertirse y aprender. Yo creo que esto es un reto muy importante, creo que los habitantes de Tres Cantos que han participado en el foro nos han transmitido un mensaje de que quieren que sea una eco ciudad, quieren que haya un equilibrio entre lugar de residencia y lugar de trabajo, para evitar desplazamientos, quieren que las energías sean renovables, en definitiva nos han transmitido una serie de mensajes muy potentes para hacer un proyecto de ciudad singular. 

¿Están las ciudades del futuro inevitablemente ligadas a las nuevas tecnologías? 

Se habla mucho en las últimas décadas del concepto de ‘Smart Cities’, utilizar la inteligencia artificial y la tecnología digital para hacer más eficiente el funcionamiento de la ciudad. De manera que podamos ahorrar energía, optimizar el consumo de agua, gestionar mejor los temas de iluminación, que los temas de seguridad estén mas garantizados. La inteligencia artificial y la tecnología digital puede hacer mucho por las ciudades. Lo mas importante de la inteligencia artificial es la inteligencia humana: el liderazgo, tener visión, tener proyecto de fututo, tener consenso con respecto al proyecto que se quiere construir… Eso es más importante desde nuestro punto de vista que la inteligencia artificial. Cuando nosotros conectamos la inteligencia humana con la inteligencia artificial surge el concepto de ‘súperinteligencia’ o ‘superciudades’ y nos gustaría que Tres Cantos fuera una de las primeras en España. 

¿Cuál crees que es la clave del éxito para que una ciudad se desarrolle bien? 

Es muy importante el liderazgo, que haya un liderazgo coherente, generoso y respetuoso con las diferentes sensibilidades. No conocemos ninguna ciudad en el mundo que haya tenido un proceso de transformación muy potente y que no haya tenido un liderazgo sostenido en el tiempo. En muchas ciudades en el mundo, se produce fragmentación en los equipos de gobierno, sobre todo en países como América latina, que los alcaldes solamente pueden estar tres años en el poder y no pueden repetir, entonces se produce una fragmentación. Es muy frecuente que cuando llega un nuevo tipo de gobierno, trata de desprestigiar o quitarle valor a las aportaciones que haya hecho el equipo anterior, etc. Cuando hay un liderazgo continuo, coherente, con sensibilidad, con respecto a las ideas de la oposición, se producen resultados espectaculares. Entonces, yo creo que una de las claves para el éxito de la transformación de la ciudad, es el liderazgo, elegir bien a los lideres que representan a las sensibilidades de la ciudad. 

En segundo lugar, ser conscientes de que las ciudades necesitan un proyecto de futuro. Eso no significa únicamente un plan general, es tener un proyecto de convivencia, un proyecto de qué tipo de convivencias se quiere lograr, que tipo de espacio público, etcétera.  Cuando una ciudad tiene proyecto de futuro, es más fácil, atraer iniciativas, ideas, proyectos, talento, inversión, y poder realizar esa transformación. Yo creo que a nivel internacional hay ciudades que tienen proyecto y ciudades que no tienen proyecto, y eso marca muchísimo la diferencia con respecto a las claves del éxito de las ciudades: tener proyecto, liderazgo y por supuesto que en el diseño haya profesionales con calidad y experimentados, que sean sensibles a las aspiraciones locales, con experiencia y creatividad para hacer un diseño de mucha calidad.