30 años de la primera votación para independizar Tres Cantos

En el artículo anterior señalábamos que el inicio de la historia local se remontaba a mediados  del año  1971, cuando se promulgó el Decreto-Ley 1321/71, de 3 de junio. En ese norma se fijaban los límites de la Actuación Urbanística Urgente de Tres Cantos, que abarcaba 1.691 hectáreas de terrenos pertenecientes a  los municipios de Colmenar Viejo (1.381has.) y Madrid (310 has). El objetivo era construir más de 35.000 viviendas para alojar a unas  120.000 personas, colaborando así a frenar el fuerte crecimiento de la capital, que por entonces ya superaba los 3,5 millones de  habitantes. Además, al ser una actuación integral, se pretendía que esos vecinos pudiesen trabajar en la propia ACTUR, aunque no se señalaba cómo se conseguiría ese objetivo, aparte de contemplar  zonas industriales.

Un año antes se había publicado un decreto anterior, el DL 7/1970,  de 27 de junio, sobre Actuaciones Urbanísticas Urgentes (ACTUR),  que establecía lo que se pretendía con esa figura promovida por el Ministerio de la Vivienda para construir viviendas sociales en la periferia y así descongestionar  las grandes ciudades, fundamentalmente Madrid y Barcelona.  Lo más singular  era que se trataba de promover terrenos urbanizados mediante expropiaciones  para poder construir viviendas sociales en un corto espacio de tiempo.

Y en eso llegó TCU y propuso la segregación

Durante las vicisitudes del desarrollo de la ACTUR tricantina, y  hasta la campaña previa a  las elecciones municipales de 1987, nadie había hecho una propuesta clara de segregarse de Colmenar Viejo para poder gestionar autónomamente la ciudad con ayuntamiento  propio y concluir así los equipamientos y servicios pendientes.  Así lo venían reclamando los vecinos desde  que  llegaron los primeros, allá por el  verano del año 1982. (Hay que recordar que ya había vecinos en Soto de Viñuelas desde finales de los años sesenta y en otras zonas diseminadas).

La candidatura artífice de esta propuesta,  hecha de forma clara y con fecha cerrada para   antes de las siguientes elecciones de 1991,  no fue otra que la de Tres Cantos Unido, liderada por Antonio Osuna, que estuvo arropado por un grupo de vecinos ajenos a los partidos políticos: José Luis R. Eyre, Donato Fernández,  Enrique Soto, María Luisa Bañuelos, José Domínguez Osa,  Francisco Martínez Linuesa, conocido como el abuelo Paco, Josefa Díaz Rada, María de la Poza, Carlos Duce, etc…

15-N

Tras un periodo convulso de cuatro años, se culmina el  proceso administrativo  de la segregación y fue el 15 de noviembre de 1990 cuando  el gobierno local, formado por PSOE, TCU y CIGT (grupo vecinal de Colmenar), llevó al pleno la votación para independizar Tres Cantos. El gobierno votó a favor el acuerdo inicial  pero con sus 12 votos necesitaba dos más para superar la mayoría cualificada exigida por la ley, dos tercios: 14 votos de los 21 miembros de la corporación colmenareña.  Concluido el periodo de alegaciones, hasta  el 31 de diciembre se presentan más de 3.000 escritos en contra, en su mayoría solicitando la celebración de un referéndum previo, tal como había propuesto la oposición del PP y CDS. El expediente de la segregación  saldría adelante en marzo de 1991con esos 14 votos –con la suma de los dos concejales del CDS- pero esa parte ya la analizaremos en detalle en otra entrega.

El Bar Velázquez cierra sus puertas

Lo que conmemoramos en este año 2020, si nos remontamos a la etapa en la que Tres Cantos aún pertenecía a Colmenar Viejo, es el trigésimo aniversario  de la inauguración del centro de Salud de Oficios (el 3 de julio de 1990),  un equipamiento que todos los vecinos y partidos exigían como un servicio básico que ya debería estar en funcionamiento cuando llegaron los primeros residentes y que debieron conformarse con un pequeño consultorio y más tarde con unos prefabricados provisionales.

Meses después,  el 1 diciembre de 1990 se inauguró la iglesia parroquial de Santa Teresa y eso lo recordaremos en la siguiente entrega ya que parece que habrá una serie de actos conmemorativos que trataremos de aportar.

Otro hito de la historia de Tres Cantos de ese año 1990 fue el cierre del Bar Velázquez, en el sector  Literatos, con fachada a la avenida de Colmenar Viejo. Desde hacía casi una década en ese establecimiento se daban cita los trabajadores de las obras, los que visitaban la zona para cualquier gestión, y luego los primeros vecinos. La amabilidad de Dionisio Velázquez y su familia era infinita y ayudaban a todos los despistados que por allí pasaban, además de atenderles en el bar.

Después de dar los menús del mediodía, las mesas del salón se convertían en despachos de trabajo de los promotores de las distintas entidades sociales que surgieron en el nuevo núcleo, especialmente de las categorías infantiles de los  clubes  deportivos. Por allí estaban muchos pioneros, como el ahora escritor Guillermo Galván, Vicente Fayos, Carmina Juez, Alfonso Cadiñanos, Antonio Santos,  etc.  Sus hijos y otros cientos de  chavales amantes del deporte seguramente aún no soñaban con  ser músicos, profesores o expatriados  de Tricantinos por el mundo. Para algunos  madrugadores residentes de la primera fase, el ambiente que creaba Dioni en aquel  entrañable bar forma parte de su banda sonora tricantina.